Los moais, los viejos guardianes de Isla de Pascua, no sirvieron esta vez de protección: el coronavirus también ha llegado allí, a uno de los lugares habitados más remotos del planeta.

A más de 3.500 kilómetros de las costas del continente americano, Rapa Nui -su nombre ancestral-, un diminuto punto en el vasto mapa de agua del Pacífico, registró esta semana su primer caso de covid-19.

Y a diferencia de lo que ha pasado en casi toda América Latina, no se trató de un turista que se contagió en su viaje por Europa o Asia.

“Tenemos un caso positivo (…) que no es posible trazar, que no corresponde a una persona que llegó de alguna otra parte recientemente a Isla de Pascua, sino que es un caso originado localmente“, indicó en una conferencia de prensa el ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich.

El anuncio del primer caso de coronavirus generó un temor casi generalizado entre la población de Rapa Nui, no solo por encontrarse en un lugar de difícil acceso y con limitados recursos médicos.

“El hecho de que haya sido una persona local, sin contacto con visitantes a la isla, solo hace pensar que la enfermedad puede estar más extendida de lo que sabemos”, le cuenta a BBC Mundo Pedro Edmunds, alcalde de Isla de Pascua.

“Estamos en peligro como nunca en la historia. En este momento estamos en una gran cueva oscura”, afirma.

Incertidumbre en los casos

Según explicó con anterioridad a BBC Mundo el epidemiólogo Tolbert Nyenswah, profesor de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos), el hecho de que no sea posible vincular un caso con alguien que vino del extranjero, significa que el virus ya pasó la fase inicial de los contagios.

Es decir, que ha comenzado a expandirse dentro la comunidad.

Pero según las autoridades de Rapa Nui, las preocupaciones van más allá: el primer caso confirmado presentó los primeros síntomas y acudió al único hospital existente en la isla el pasado 11 de marzo.

El resultado de sus análisis, sin embargo, no se confirmó hasta dos semanas después.

“Fue un tiempo en el que se pudieron haber contagiado más personas y todo porque en la isla no tenemos cómo realizar las pruebas, tenemos que mandar las muestras al continente, pero como ahora tampoco tenemos vuelos, no las podemos mandar”, explica Edmunds.

De acuerdo con el alcalde, la isla había recogido hasta esta semana más de 30 muestras de casos sospechosos que aún no han podido confirmar.

“No hay cómo enviar las otras muestras para saber si tenemos más casos o no, solo estamos sospechando. Deberíamos tener más casos. Estimamos que en este momento debe haber más de un centenar”, afirma.

Según el gobierno chileno, un avión de las Fuerzas Armadas tenía previsto llevar reactivos a la isla para que pudieran hacer allí los test de coronavirus.

Pero en opinión de Edmunds ya es tarde y Rapa Nui necesita a estas alturas más que kits de pruebas para enfrentar un potencial brote.

Una situación delicada

Leo Pakarati, un activista local que comenzó a utilizar sus redes sociales para llamar la atención sobre la situación en la isla, asegura que la llegada del coronavirus ha generado conmoción y desconcierto en la población local por el temor a que pueda afectar a algunos de los sectores más vulnerables -e importantes- de la tradición rapanui.

“Especialmente porque los viejos -los Koro y Nua, así les llamamos acá- son muy importantes en nuestra cultura”, cuenta a BBC Mundo.

Pero según coinciden Pakarati y Edmunds el mayor riesgo no está solo en que pueda afectar a los ancianos o a los más vulnerables, sino que la isla no cuenta con infraestructura médica para hacerle frente a un potencial brote.

En Rapa Nui hay un solo hospital, el Hanga Roa, que debe prestar servicios a las más 10.000 personas que las autoridades creen que habitan actualmente la isla (en el último censo de 2017 era más de 7.600).

Mapa del coronavirus: propagación global, 30 de marzo de 2020

Esta visualización se basa en datos periódicos de la Universidad Johns Hopkins y puede que no refleje la información más actualizada de cada país.

Total de casos confirmados Número total de muertes
766.220 36.874
Casos Muertes
EE.UU. 153.014 2.821
Italia 101.739 11.591
España 85.195 7.340
China 82.198 3.308
Alemania 63.929 560
Francia 44.550 3.024
Irán 41.495 2.757
Reino Unido 22.141 1.408
Suiza 15.760 348
Bélgica 11.899 513
Holanda 11.750 864
Turquía 10.827 168
Corea del Sur 9.661 158
Austria 9.541 108
Canadá 7.268 65
Portugal 6.408 140
Israel 4.695 16
Noruega 4.445 32
Brasil 4.371 141
Australia 4.245 18
Suecia 4.028 146
República Checa 2.942 23
Malasia 2.626 37
Irlanda 2.615 46
Dinamarca 2.577 77
Chile 2.449 8
Luxemburgo 1.988 22
Polonia 1.984 26
Rumania 1.952 50
Ecuador 1.924 58
Japón 1.866 54
Rusia 1.836 9
Pakistán 1.690 21
Filipinas 1.546 78
Tailandia 1.524 9
Arabia Saudita 1.453 8
Indonesia 1.414 122
Finlandia 1.352 13
Sudáfrica 1.326 3
Grecia 1.212 43
Islandia 1.086 2
India 1.071 29
México 993 20
Panamá 989 24
Perú 950 18
República Dominicana 901 42
Singapur 879 3
Argentina 820 22
Croacia 790 6
Serbia 785 16
Eslovenia 756 11
Estonia 715 3
Crucero Diamond Princess 712 10
Colombia 702 10
Qatar 693 1
Irak 630 46
Emiratos Árabes Unidos 611 5
Egipto 609 40
Nueva Zelanda 589 1
Argelia 584 35
Marruecos 534 33
Bahréin 515 4
Lituania 491 7
Armenia 482 3
Ucrania 480 11
Hungría 447 15
Líbano 446 11
Letonia 376
Bulgaria 359 8
Bosnia y Herzegovina 358 9
Eslovaquia 336
Andorra 334 6
Costa Rica 314 2
Túnez 312 8
Uruguay 310 1
Taiwán 306 5
Kazajistán 302 1
Moldavia 298 2
Macedonia del Norte 285 7
Azerbaiyán 273 4
Jordan 268 5
Kuwait 266
Burkina Faso 246 12
Chipre 230 7
San Marino 230 25
Reunión 224
Albania 223 11
Vietnam 203
Omán 179
Puerto Rico 174 6
Cuba 170 4
Afganistán 170 4
Islas Feroe 168
Costa de Marfil 165 1
Senegal 162
Malta 156
Bielorrusia 152
Ghana 152 5
Uzbekistán 149 2
Camerún 139 6
Honduras 139 3
Venezuela 129 3
Mauricio 128 3
Brunéi 127 1
Sri Lanka 122 2
Territorios Palestinos 115 1
Nigeria 111 2
Camboya 107
Guadalupe 106 4
Georgia 100
Bolivia 97 4
Kosovo 94 1
Kirguistán 94
Martinica 93 1
Montenegro 91 1
Trinidad y Tobago 82 3
Mayotte 82
Isla de Jersey 81 2
República Democrática del Congo 81 8
Ruanda 70
Gibraltar 69
Paraguay 64 3
Liechtenstein 62
60
Guam 58 1
Kenia 50 1
Aruba 50
Bangladesh 49 5
Mónaco 49 1
Isla de Man 49
Guayana Francesa 43
Madagascar 39
Guatemala 36 1
Jamaica 36 1
Polinesia Francesa 35
Zambia 35
Barbados 33
Uganda 33
Togo 30 1
El Salvador 30
Mali 25 2
Etiopía 23
Guinea 22
Níger 22 3
Bermudas 22
Congo 19
Tanzania 19
Yibuti 18
Maldivas 17
Haití 15
Nueva Caledonia 15
Isla de San Martín 15 1
Bahamas 14
Myanmar 14
Islas Caimán 12 1
Mongolia 12
Guinea Ecuatorial 12
Eritrea 12
Dominica 11
Namibia 11
Antillas Holandesas 11 1
Groenlandia 10
Granada 9
Santa Lucía 9
Esuatini 9
Siria 9 1
Laos 8
Guyana 8 1
Guinea-Bissau 8
Libia 8
Mozambique 8
Surinam 8
Seychelles 8
San Cristóbal y Nieves 7
Angola 7 2
Antigua y Barbuda 7
Zimbabue 7 1
Gabón 7 1
San Bartolomé 6
Antillas Holandesas 6
Sudán 6 2
Benín 6
Vaticano 6
Cabo Verde 6 1
Nepal 5
Fiyi 5
Chad 5
Islas Turcas y Caicos 5
Montserrat 5
Mauritania 5
Nicaragua 4 1
Bhután 4
Gambia 4 1
Belice 3
República Centroafricana 3
Somalia 3
Liberia 3
Islas Vírgenes Británicas 2
Anguila 2
Crucero MS Zaandam 2
San Vicente y las Granadinas 1
Papúa Nueva Guinea 1
Timor Oriental 1
Islas Vírgenes Estadounidenses

Fuente: Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.), autoridades locales

Última actualización 30 de marzo de 2020 19:00 UTC.

Tenemos únicamente tres ventiladores respiratorios en toda la isla. Si llegamos a tener solo cinco o seis casos que se agraven, esto se nos escapa de las manos porque apenas tenemos para tres”, afirma Edmunds.

Y trasladar a los potenciales enfermos no parece ni siquiera una opción a considerar: Chile está a cinco horas en avión y el territorio más cercano, las Islas Pitcairn, en la Polinesia, está a más de 2.000 km al oeste.

Isla de Pascua mapa

El alcalde explica, además, que la isla no cuenta con internistas o especialistas en cuidados intensivos que puedan asistir a los enfermos que necesiten asistencia especial, ni tampoco epidemiólogos que puedan ayudar a diseñar una estrategia contra el brote.

“No tenemos Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), no tenemos Unidad de Diagnóstico Intensivo (UDI), especialistas en situaciones graves no tenemos. La isla no está preparada para esto”, afirma.

BBC Mundo intentó contactar de forma reiterada con el Ministerio de Salud de Chile para conocer su respuesta ante la crisis del coronavirus en Rapa Nui y su posición ante los señalamientos de las autoridades de la isla, pero no tuvo respuesta.

Sin embargo, tras anunciar el primer caso esta semana, el ministro de Salud aseguró que su cartera tomaría “medida adicionales” dada “la situación de fragilidad geográfica y de infraestructura sanitaria” de la isla.

La isla en cuarentena

La emergencia por el coronavirus en Isla de Pascua comenzó a sentirse incluso antes de la detección del primer caso.

El pasado 19 de marzo el gobierno de Chile suspendió todos los vuelos a Rapa Nui y decretó una cuarentena de 14 días para intentar contener la llegada del virus (aunque el primer caso con síntomas había acudido al hospital nueve días antes de esa fecha).

La medida conllevó que 740 turistas se quedaran varados allí.

“Es una situación delicada porque ellos están en riesgo y nosotros también. Hemos hecho un trabajo titánico por atenderlos, contenerlos y alimentarlos, pero no nos podemos seguir arriesgando ni a ellos ni nosotros”, afirma Edmunds.

Cráter del volcán Ranu Kau.
Image captionLa isla recibe miles de turistas cada año.

Tras gestiones de varios días del gobierno local, la aerolínea Latam acordó realizar a partir de este jueves al menos dos vuelos para repatriar a los que deseaban regresar a sus hogares.

Pero las autoridades de Rapa Nui temen que aunque salgan los turistas, la situación sigue siendo desfavorable, dado que los contagios, aparentemente, están ya en la comunidad.

Y lo atribuyen a un mal manejo desde el continente.

“Llevábamos semanas pidiendo que se cancelaran los vuelos, que nos pusieran en cuarentena para no poner a nuestra población en riesgo, pero la respuesta fue muy tarde”, afirma el alcalde.

IMAGES
Image captionLas autoridades de la isla temen que el virus ya se ha diseminado por las comunidades.

La Isla de Pascua, que fue anexada por Chile hace más de 130 años, tiene una larga historia de reclamos y quejas de abandono institucional hacia el gobierno de ese país y ahora la crisis por el coronavirus solo ha profundizado los cuestionamientos.

“Tenemos una autoridad nacional que no está ayudando a entender esta situación, lo que nosotros hemos pedido desde un inicio es que la isla se declare en cuarentena total y ahora que nos den acceso a los recursos para hacerle frente”, señala Edmunds.

“Hasta ahora, solo tenemos un toque de queda de 14:00 a 5:00 horas y creemos que no es suficiente. Estamos pidiendo y necesitamos un confinamiento total para evitar que el virus se siga propagando. El gobierno tienen que entender que la situación en la isla no es igual a la del continente”, agrega.

Aunque BBC Mundo no logró obtener respuesta de las autoridades sanitarias chilenas sobre el plan del Estado para contener un potencial brote en la isla, tras el anuncio del primero caso en Rapa Nui, el ministro de Salud chileno informó a los medios que la isla tendría un toque de queda que abarcaría un horario mayor que en el resto del país dada su vulnerabilidad.

Un futuro incierto

A medida que la isla se enfrente a “una amenaza nunca antes vista”, según su alcalde, los temores por el futuro se suman a los riesgos presentes por el coronavirus.

“La economía de la isla se sustenta en el turismo. Y a la gente se le acaba el dinero y los que tienen, no tienen qué comprar”, señala Pakarati.

En ese sentido considera que otro de los temores latentes está relacionado con los insumos y la alimentación, en una isla que recibe casi la totalidad de su comida desde el continente.

“El no saber cuánta gente está contaminada con el virus hace crecer la angustia y comienza el desabastecimiento, producto de ese temor”, señala.

Edmunds, por su parte, asegura que en general, ve el futuro de la isla con una visión “optimista y catastrófica”.

“Optimista porque sé que vamos a salir de esto, pero catastrófica porque sé que lo que viene va a ser muy duro para todos. Muchas familias no saben de qué van vivir, qué puede pasar en los próximos meses”, señala.

“Ahora estamos más solos que nunca… más solo que nunca en medio del oceano.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Leave a comment