Titanic: la búsqueda del sumergible desaparecido con 5 personas a bordo entra en una fase crítica

77

El tiempo apremia en la búsqueda del sumergible desaparecido con 5 personas a bordo desde el pasado domingo.

Se calcula que el suministro de aire en el sumergible Titán se agotará en cuestión de pocas horas por lo que se ha intensificado el operativo de búsqueda en el norte del Océano Atlántico.

La Guardia Costera de Estados Unidos (USCG), que coordina el operativo de rescate, ha duplicado el área de búsqueda luego de informar que se han escuchado otros ruidos submarinos.

Estos nuevos ruidos no han sido identificados aún como los «sonidos de golpes» registrados horas atrás que dieron un pequeña luz de esperanza sobre el posible paradero de la embarcación.Se cree que las fuertes corrientes marinas podrían haber arrastrado al Titán fuera de la zona en la que se hundió por lo que la búsqueda se extendió a un área cercana a los 40.000 kilómetros cuadrados.

Desde otros países, como Francia, se están movilizando para reforzar el operativo de búsqueda con el envío de vehículos operados a distancia que pueden alcanzar el fondo marino a casi 4 kilómetros de profundidad.

Mapa del área de búsqueda

FUENTE DE LA IMAGEN,GUARDIA COSTERA EE.UU.

Pie de foto,El área de búsqueda se extendió a cerca de 40.000 kilómetros cuadrados. En este mapa entregado por la Guardia Costera de EE.UU se entiende que la X es donde están los restos del Titanic.

En Reino Unido, por su parte, se está preparando el envío del sumergible Juliet con el que la compañía británica Magellan pudo producir las impresionantes imágenes de los restos del Titanic que se publicaron recientemente.

El traslado de Juliet a bordo de un avión de carga C17 tomará unas 48 horas.

Rayo de esperanza

Los equipos de búsqueda se aferran a la posibilidad de encontrar con vida a las 5 personas que iban a visitar los restos del Titanic después de detecar «sonidos de golpes» en el área donde desde el domingo se busca la nave Titán, perteneciente a la empresa OceanGate.

Esta perdió toda comunicación el domingo durante una inmersión con 5 tripulantes a bordo hacia los restos del Titanic, asentados en el fondo marino a unos 3.800 metros de profundidad frente a la costa canadiense de Terranova, en el Océano Atlántico.

Jamie Frederick

FUENTE DE LA IMAGEN,EPA

Pie de foto,El capitán Jamie Frederick en rueda de prensa este miércoles.

Sin embargo, hasta el momento los vehículos operados a distancia entregaron «resultados negativos», según la USCG.

Además, las autoridades han hecho hincapié en que los sonidos pueden provenir del metal de los restos del Titanic o de cualquier otra fuente que no sea el sumergible desaparecido, por lo que están siendo analizados por especialistas.

Los últimos avances

El rescate avanza a contrarreloj, ya que el sumergible desaparecido el domingo tenía reservas de oxígeno para unas 96 horas y ahora estaría entrando en sus últimas reservas.

Este miércoles por la noche llegó al lugar el primer vehículo submarino teledirigido capaz de trabajar a la profundidad requerida, el Victor 6000.

Más temprano, Jamie Frederick, capitán de la Guardia Costera, ofreció una rueda de prensa para informar de los últimos avances.

Indicó que hay cinco barcos buscando el Titán en la superficie a los que se sumarán otros cinco en las próximas 24 horas.

Los vehículos submarinos no tripulados se reubicaron en lugares cerca de donde se detectaron los ruidos, aunque de momento no han hallado nada reseñable, explicó.

Barcos en busca del sumergible Titán

Por su parte, el científico aeroespacial Carl Hartsfield explicó que es muy difícil discernir el origen de los ruidos que se detectaron.

Afirmó que en la zona de búsqueda hay «múltiples sensores que llevan los datos a los mayores expertos del mundo y estos los devuelven al equipo de rescate para que puedan tomar decisiones».

«Tienen que descartar posibles fuentes artificiales de ruido que no sean el Titán», agregó.

No se trata de ruido blanco

Jonathan Amos, corresponsal científico de la BBC, informó que los expertos en aguas profundas con los que ha conversado dicen que es difícil determinar cuáles podrían ser estos ruidos sin ver los datos.

«Pero es posible que sean ruidos cortos, agudos y de frecuencia relativamente alta que se producen al golpear la campana de titanio con otra pieza de metal u objeto duro dentro del sumergible a presión».

Esto debería distinguirse del ruido blanco general del océano, especialmente si tiene un patrón regular a intervalos de tiempo, añadió Amos.

«Ciertamente, parecería que la operación de rescate está lo suficientemente convencida por los sonidos como para seguirlos, incluso moviendo sus operaciones de ROV a una ubicación diferente», concluyó.

Simon Boxall, profesor titular de oceanografía en la Universidad de Southampton, explicó que «la presión allí [el naufragio del Titanic está a 3.800 m bajo el agua] es gigantesca».

«Aplastaría a cualquiera que intentara salir del sumergible. Si intentaras escapar a esa profundidad, durarías menos de un segundo«, agregó.

Debido a esto, el submarino necesitaría ser llevado a la superficie, teniendo en cuenta que el Titán desaparecido pesa 10.432 kg.

Línea

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.