Mundial de Qatar 2022: 3 razones por las que Argentina perdió de manera sorpresiva frente a Arabia Saudita

20

Es muy difícil buscarle explicaciones a una derrota.

Y sobre todo en medio de una tormenta.

Pero en este momento es precisamente lo que está haciendo la selección Argentina, de cara a su próximo partido este 26 de noviembre frente a México: buscar las razones de su derrota frente a Arabia Saudita 2-1 en el primer partido del grupo C del Mundial de Qatar 2022.

El primero que salió a intentar explicar lo que pasó en el estadio de Lusail este martes fue Lionel Messi, el capitán.

«Hace mucho que no pasamos por una situación así, así que tenemos que estar más unidos que nunca, quedan 2 partidos hay que preparar lo que viene y pensar en nosotros», dijo la estrella del PSG.

Y añadió: «A la gente le digo que confíe, que este grupo no los va dejar tirados«.

Pero más allá de las palabras del capitán, lo cierto es que la victoria de Arabia Saudita es tal vez una de las mayores sorpresas en un Mundial, tan grande como cuando Corea del Sur venció a Italia en Inglaterra 66 o la que le propinó Argelia a Alemania Occidental en España 82.

Con esta derrota, Argentina está obligado a ganarle a México y a Polonia en los próximos partidos para poder pasar primero del grupo, que era uno de sus objetivos.

En BBC Mundo repasamos cuáles pudieron ser las razones de esa sorpresa, que tal vez pueda resumirse en las palabras del técnico saudí Hervé Renard: «Se alinearon las estrellas».

Renard.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,El técnico de Arabia Saudita Hervé Renard hizo un planteamiento inteligente del partido.

1. El planteamiento de Arabia Saudita

Si algo quedó claro de este partido, disputado en el estadio de Lusail, es que el planteamiento del técnico francés Renard fue fundamental para la victoria lograda este martes.

La estrategia de Renard se basó en no esperar a los albiceleste, sino presionarlos en el medio cambio y adelantar la defensa, lo que causó que Argentina cayera múltiples veces en el fuera de lugar.

En este encuentro le cobraron diez fuera de lugar, nueve de ellos en el primer tiempo.

Solo para darnos una idea, en todo el torneo de Rusia 2018 a Argentina le cobraron seis.

Así lo aceptaron tanto Messi como el técnico argentino, Lionel Scaloni.

«Sabíamos que era un equipo que si lo dejabas jugar jugaba bien, que tenía buenos jugadores y que adelantaba mucho la línea, por eso tuvimos muchas situaciones de goles anuladas», explicó Messi al terminar el encuentro.

«Quizás nos aceleramos un poquito y no encontrábamos el momento justo para no caer en la trampa porque ellos tiran bien la línea. Pero sabíamos que podían hacer eso. Al haber tanto espacio lo ves fácil y te terminás metiendo en fuera de juego», añadió.

Argentina.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,En Arabia Saudita se declaró este miércoles día feriado por la victoria sobre Argentina.

Eso hizo que Argentina no pudiera encontrar claridad en dos de los jugadores más claves en el funcionamiento de Lionel Scaloni: los mediocampistas centrales Rodrigo de Paul y Leandro Paredes, quienes perdieron gran parte de los los duelos individuales y les costó mucho conectarse de forma ideal con el tren delantero: Di María, Messi, Gómez y Martinez.

«Sabíamos cómo jugaba Arabia. Preparamos el partido sabiendo que ellos salían con una defensa adelantada. Los offside fueron milimétricos», señaló Scaloni al finalizar el encuentro.

2. La efectividad del rival

«Fueron cinco minutos en el que el partido nos cambió», declaró Scaloni.

En realidad fueron seis: entre el minuto 48 y el 54, Arabia Saudita sentenció el partido con dos anotaciones en las dos únicas oportunidades que tuvo.

Los goles de Saleh Alsheiri y Salem Aldawsari fueron categóricos. Y Argentina no pudo responder con propiedad.

«Es cierto que Arabia pateó dos veces al arco y las dos fueron goles. Y luego no generó más chances. Pero las divididas las ganó Arabia, la presencia física y táctica la ganó Arabia», señaló el periodista argentino Aníbal Greco.

Damian martinez

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,Arabia Saudita tuvo dos oportunidades y en ambas marcó.

3. Cerrar el partido

Es cierto que Arabia Saudita mereció la victoria, sobre todo por lo que ocurrió en el segundo tiempo, donde no solo marcó dos goles, si no que logró controlar a todo el potencial argentino.

Sin embargo, Argentina estuvo al frente en el marcador durante todo el primer tiempo.

De hecho, a los cuatro minutos de haber comenzado el encuentro, Lionel Messi tuvo la oportunidad de abrir el marcador, pero el portero Al Owais reaccionó acertadamente.

Después vino el penal convertido por la estrella del PSG.

Derrota.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,Se intentó todo, pero al final el resultado fue una derrota.

Pero entonces, ocurrió la caída constante en fuera de juego, que fue algo que minó la confianza del equipo en la cancha.

Sin embargo, en ese primer tiempo faltó la dinámica y el despliegue físico (visto en otros partidos) de los argentinos para concretar al menos otro gol que les permitiera irse con un resultado más cómodo al descanso del primer tiempo.

Ahora queda ver cómo reacciona la albiceleste, si se clasifica a los octavos de final y sobre todo aferrarse a un recuerdo: en 1990, Argentina perdió su primer partido frente a Camerún, pero logró llegar a la final.