Las últimas horas de Nino Bravo: ¿Se pudo evitar su muerte? ¿Fue imprudencia o fatalidad?

55

El sábado anterior recoge al fotógrafo Martín Frías en el aeropuerto y van al campo para hacer unas fotos. Allí encuentran a un pastor con sus ovejas y el cantante habla con él de ecología, cuando nadie hablaba de este tema como se hace ahora. En algunas de las fotografías que se hicieron se ve a Nino Bravo apoyado en su coche, un BMW 2800 blanco: el mismo en el que perdería la vida.

Quiso vivir en Valencia y no en Madrid, y eso le hizo que pasase media vida en la carretera, llegando a confesar que en un año se recorría 115 000 kilómetros. «A veces comentábamos la vida que llevábamos y a eso le añades el estado de la carreteras, que no era el de ahora, pues sí éramos conscientes que tenía un peligro», recuerda su guitarrista, Pepe Juesas.

Nino Bravo fotografiado junto al coche en el que perdió la vida RTVE

Así fueron sus últimas horas

Días antes ha estado reunido con su familia en Carcaixent, se hacen fotos, imágenes de una felicidad que permanece congelada desde hace 50 años. Los teléfonos suenan, y el cantante dice a su equipo que tienen que la siguiente semana tienen que ir a grabar a un estudio de Madrid. Nino Bravo, José Juesas y los componentes del Dúo Humo, Fernando Romero y Miguel Ciaurriz, quedan el martes a las 07:00 horas y viajan desde Valencia a Madrid, escuchando a los Beatles y a Joan Manuel Serrat. Nino Bravo les confiesa que tiene un sueño: «¡Quiero cantar Himno al amor, de Edith Piaf!»

Pero sus sueños se quedaron en la carretera, exactamente en el kilómetro 95 de la Nacional III. «El cantante Nino Bravo falleció ayer en accidente de automóvil en la carretera de Valencia, Madrid. Se produjo el accidente en la provincia de Cuenca, en el término de Villa Rubio. Nino Bravo estaba casado y su esposa había dado a luz una hija en enero del pasado año y esperaba otro para finales de este», contaba Radio Nacional.

Nino Bravo: 50 aniversario de su muerte

Nino Bravo, el hombre de voz prodigiosa GTRES

¿Se produjo alguna imprudencia? ¿Hubo temeridad?

El siniestro se produjo a las 10 de la mañana, tres horas después de comenzar el viaje. El cantante llevaba el coche y la prensa de la época publicó que no era muy buen conductor. También que la carretera no estaba en condiciones óptimas. Lo que ocurrió, al parecer, fue un capricho aciago de destino: Nino Bravo estaba dando la vuelta a una casete mientras hablaba con uno de sus acompañantes, el coche se desvió de su trayectoria y él pegó un volantazo que hizo zozobrar el vehículo, que terminó volcado. El cantante es el que está en peor estado.

A todos los trasladan en vehículos particulares al hospital llamado Santa Emilia de Tarancón. Las monjas intentan sanar las heridas, pero necesitan otro tipo de ayuda y se les lleva a Madrid, recorriendo 80 kilómetros de lucha contra la muerte.

Así se produjo el accidente en el que murió Nino Bravo

Se cumplen 50 años de la muerte de Nino Bravo GTRES

Todos estaban en shock

Pero Nino Bravo perdió esa batalla en una camilla del Ciudad Sanitaria Francisco Franco, ahora llamado Hospital Universitario Gregorio Marañón. «Fue un día que habíamos dormido perfectamente en casa, habíamos parado a almorzar», recuerda Pepe Juesas. «No hubo ningún tipo de imprudencia. Fue, desgraciadamente, un lance del destino», dice el productor musical Fernando Romero. «Fue un shock tremendo», añade el periodista Guillermo Ortigueira. «El shock que yo recibí fue muy grande. Acabas de fotografiar a una persona y se muere en accidente de automóvil», remata Martín Frías.