Donna Summer

(LaDonna Adrian Gaines; Boston, Massachusetts, 1948 – Key West, Florida, 2012) Cantante y compositora estadounidense, figura fundamental de la música disco en los años 70. Tercera de siete hermanos, empezó a cantar de niña en el coro de la parroquia y ya en la adolescencia formó parte del grupo de rock The Crow. Su gran oportunidad de dar a conocer su voz le llegó a los dieciocho años, cuando fue seleccionada para la compañía que puso en escena el musical Hair (1967). El considerable éxito de esta ópera beat en Broadway llevó a la compañía de gira por el viejo continente; en Europa participó en la ópera de George Gershwin Porgy and Bess y editó algunos discos como Donna Gaines.

En Munich, Alemania, conoció al que sería su primer marido y padre de su primera hija, Helmut Sommer; aunque el matrimonio no duró mucho tiempo, Donna conservó su apellido, modificándolo a Summer. En 1974, junto a Pete Bellotte y con el apoyo de Giorgio Moroder, grabó su primer disco relevante, The Lady of the Night, cuyo primer single, The Hostage, fue el primer éxito comercial de su carrera.

Al año siguiente salió al mercado su segundo álbum, Love to Love You Baby (editado por el sello Casablanca Records), que marcaría un hito dentro de la música de entonces, tanto en el aspecto musical, con su alto voltaje erótico, como en el técnico: supuso la invención del formato maxi-single (disco de vinilo de duración intermedia entre el single y el long play), que sería profusamente utilizado por numerosos artistas en los años venideros, y la aparición de canciones de larga duración como la que da título al álbum (diecisiete minutos), lo que constituiría un pilar de la música disco.

A este éxito le siguieron otros muchos durante los años siguientes. Donna Summer consiguió erigirse en referente de la música disco con su potente y personalísima voz de mezzosoprano y los ritmos de sus canciones, una mezcla de soul con los ritmos europeos de la época (versos lentos y melódicos) que llegó a ser conocida como Sonido Munich; la huella de Giorgio Moroder, futuro Oscar a la mejor banda sonora por el largometraje El expreso de medianoche (1978), fue también muy importante.

A finales de los setenta Summer lanzó álbumes como A Love Trilogy (1976), Four Seassons to Love (1976), Remember Yesterdary (1977), Once Upon a Time (1977), Live and More (1978) y, sobre todo, Bad Girls (1979), que contienen éxitos legendarios de la música disco como Last DanceBad GirlsOn the RadioI Feel Love y Hot Stuff (su primer Grammy a la mejor cantante de rock femenina), y que influyeron en el recorrido posterior no sólo de la música disco, sino también de la melódica, la electrónica y la tecno. También cabe destacar, en esta etapa, su espléndido dueto con Barbra Streisand en la canción de baile Enough is Enough.

Con la llegada de los 80 la música disco entró en declive, y Summer no pudo permanecer ajena a ello. Así, y después de cambiar Casablanca Records por el sello Geffen Records, publicó Donna Summer (1982) y Works Hard for the Money (1983), que ya apuntaban una transición hacia el pop. Detrás de sus composiciones estaba el trabajo de Quincy Jones, legendario productor de buena parte de la música pop estadounidense. Interrumpió su carrera para dedicarse al cuidado de sus dos hijas recién nacidas entonces, y recobró protagonismo a finales de la década con el álbum Another Place and Time (1989), que fue producido por los británicos Stock, Aitken y Waterman, quizá los productores más en boga en aquel momento, que habían lanzado al estrellato a figuras como Bananarama, Kylie Minogue y Cliff Richard. Entre los éxitos de aquellos años cabe consignar canciones como This Time I Know Is for Real o I Don’t Wanna Get Hurt.

Ya en la década siguiente, y después de otro periodo de silencio, Summer reapareció con I Will Go With You, una versión bailable de la balada operística Con te partirò que cantó junto con Andrea Bocelli. También probó la música house en títulos como Love is the Healer. Con el cambio de siglo, Summer consiguió cierta relevancia en el mercado gracias a diversas reediciones, reelaboraciones y remasterizaciones de sus grandes éxitos, y a trabajos puntuales como la composición del tema The Power of One, banda sonora oficial del largometraje Pokémon: The Movie 2000. También fue importante su doble álbum grabado en directo con una recopilación de sus grandes éxitos, del que la crítica apreció el excelente estado de su voz, a pesar de haber entrado en la madurez. Empezó a hablarse de una posible reaparición con temas nuevos que se retrasó hasta 2008, año en que apareció en el mercado Crayons, una de cuyas novedades era la experimentación con ritmos latinos.

La influencia de Donna Summer en el pop posterior fue innegable. Su huella aparece en artistas de la talla de Madonna, Beyoncé o The Pussycat Dolls. En 2004 ingresó, al mismo tiempo que Barry White y los Bee Gees, en el Hall of Fame de la Música Dance. Hasta 2005, Summer había conseguido cinco premios Grammy y seis American Music Awards, 24 discos de oro y platino en los Estados Unidos y 19 discos de plata en el Reino Unido, sumando un total de más de cien millones de discos vendidos en todo el mundo. Desde 1994 poseía su propia estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood (California). Enferma de cáncer de pulmón, falleció el 17 de mayo de 2012 en su casa junto al mar de Key West (Florida), a los 63 años de edad.

Recommend to friends
  • gplus
  • pinterest

About the Author

Leave a comment